11 febrero 2008

¿Pasarela Cibeles o biblioteca?

Silencio en la sala, dos semanas de estudio intenso a las espaldas, un examen al día siguiente, tus amigos en el bar tomando cañas porque ya han acabado sus exámenes y tú inmerso en un mar de jeroglíficos indescifrables con ganas de hacer cualquier cosa excepto la que estas haciendo en ese momento. Serías capaz de ir a misa con tal de no estudiar.

De repente se oye a lo lejos el ruido de unos cascos resonando contra el duro suelo, ese sonido ya lo conoces y solo pueden ser dos cosas, o el Cid Campeador a lomos de su famoso caballo Babieca que viene a librarte de tu sufrimiento y rebanarte la cabeza como un vulgar sarraceno, o la vigésimo primera temporada primavera-verano de la pasarela Cibeles. Te obligas a tí mismo a no mirar pero conforme va transcurriendo el tiempo el sonido se hace más y más fuerte y se clava en tu cabeza cual resaca dominguera. Como era de esperar no puedes evitar la tentación y levantas la mirada. Aparece ante tí un nutrido grupo de chicas muy monas ellas, que sin maquillaje seguirían siendo igual de "monas", vestidas con el uniforme oficial que las distingue del resto de los seres humanos, el BIBILIOUNIFORM. El uniforme consta de:

- Un top o camiseta ajustada de marca para que el personal vea lo que hay. (Son las típicas a las que le molesta que los hombres no les miren a los ojos, fijate, las rubias después de todo no son tontas).

- Una minifalda-cinturón o en su defecto un pantalón de licra ajustado, siempre atendiendo a lo que marca la moda, si en la Cosmopolitan dicen que esta temporada se llevan los pantalones con rayas rojas, amarillas y águilas negras, pués todas a lucir los colores nacionales.

- Complementos varios, como pueden ser collares, pulseras, cadenitas en los lugares mas insospechados y el inseparable bolso-monedero a juego con los zapatos y con el color de uñas. También llevarán una carpeta preferiblemente de color rosa con alguna pegatina para darle un toque personal. La manera de llevar la carpeta también es muy importante, hay que llevarla SIEMPRE y sin excepción abrazada como si la quisieras mucho.

-Los zapatos, la parte más importante del uniforme, sin ellos el uniforme pasaría completamente desapercibido y no es lo que se pretende. Cuanto mas tacón tengán mejor, da igual si andan como patos mareados, o si en una de esas se jodén el tobillo para siempre, DA IGUAL, antes muerta que sencilla. Para ellas el zapato de tacón es como las plumas de la cola del pavo real, no tienen ninguna utilidad salvo la de llamar la atención, y en el caso de las models, además, molestar al personal.

Hay que decir, que el uniforme a excepción de los zapatos que siempre deben ser de tacón alto, se puede cambiar por cualquier cosa que llame la atención, ya sea una bolsa de basura de colores, dos trapos de cocina hábilmente colocados, un vestido de noche de fiesta, etc. Lo que se os ocurra vamos.

Una vez que has levantado la vista y las has visto es prácticamente imposible dejar de mirarlas, son como las sirenas, el ruido y los colores que desprenden crean un efecto hipnótico en tí que no tiene nada que envidiar a las drogas mas duras. Solo se rompe el hechizo cuando el grupo (puede ser una sola) se sale de tu campo de visión, entonces bajas la cabeza para volver a tus jeroglificos cuando de repente se oye a lo lejos el ruido de unos cascos resonando...

Visto en hominicaco.blogspot.com

1 comentario:

Lord Shigeru dijo...

Mitiquísimo xDDD